One body, one life

CASO DE ÉXITO: CÓMO ADELGAZAR 88 KG EN UN AÑO

Un buen día Leo contactó conmigo con la idea de bajar de peso y mejorar su salud. Con 24 años y 1,85 metros de altura pesaba 168 kg, ¡Se encontraba en el peor estado de salud en el que podía estar!

Además de eso su trabajo no ayudaba en nada, ya que su trabajo lo realizaba sentado más de 8 horas diarias.

Su experiencia en el deporte era totalmente nula, ya que nunca había practicado ningún tipo de actividad física.  Por esta razón nuestro trabajo comenzó totalmente desde cero.

Su sedentarismo y malos hábitos alimenticios no solo le llevaron al sobrepeso ya que también llegó con la tensión muy alta y eso era un problema que teníamos que solucionar rápido. Un chico tan joven no podía tener la tensión tan elevada.

Lo primero que atacamos fue su alimentación, tuvimos que hacer un cambio total en su forma de comer, no solo hacerle una dieta para perder peso, tenía que modificarle sus hábitos para que pudiera mantener una alimentación saludable toda su vida. De otra manera simplemente haría la dieta un tiempo y luego no tendría idea de como seguir para mantenerse y continuar mejorando. Comenzamos por ordenar sus comidas, Leo no desayunaba, cosa que es muy común en la gente con sobrepeso. ¡Sus comidas durante el día eran muy pocas y abundantes!

Sus porciones eran muy grandes y claro está, cargadas de grasas y carbohidratos. Muchos fritos, alcohol, bebidas con gas, excesos de azúcar y sal. No fue tarea fácil ya que para cambiar eso fue necesario reeducarlo en como tenía que comer de ahora en adelante para el resto de su vida.

¡Desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena! Eso fue lo primero que le dije que teníamos que hacer y claro su respuesta fue: “Pero eso es comer muchas veces al día”. Eso es lo que todos creen pero no quiere decir comer a lo bestia. No hay que confundir alimentarse bien con nutrirse bien. Hoy en día a nadie le falta comida durante un día normal aunque eso no quiere decir que nos estemos nutriendo correctamente. Entonces eso fue lo que modificamos, primero ordenamos sus horarios para comer durante el día y luego bajamos el volumen de alimentos y mejoramos su calidad en un 100%. Ya no más fritos, ni excesos de azúcar, ni sal, ni carbohidratos. Mucha proteína de buena calidad, alimentos frescos sin procesar, frutas y verduras de todos los colores y mucha agua, ¡ese fue el secreto!

Eso por el lado de la alimentación, luego teníamos que ponerlo en movimiento. Con tanto sobrepeso Leo sufría dolores constantes de espalda baja, rodillas y tobillos, era lógico. Su estructura ósea sufría mucho con tanto peso para cargar. Por este motivo no podíamos hacer nada de impacto hasta perder un poco de peso. Así que comenzamos poco a poco con largas caminatas en la cinta y ejercicios donde movilizara gran cantidad de masa muscular, pero sin impacto.

Tras los primeros 2 meses de entrenamiento estos fueron sus resultados:

Leo 1

Leo llego con 168kg y más del 50% de grasa corporal el 11 de agosto de 2014.

 

 

Leo 2

 

A los dos meses pesaba 155kg y su tensión bajo significativamente.

 

 

 

 

A los cuatro meses el cambio fue enorme y ya pudimos normalizar su tensión. En el pesaje de los cuatro meses llegamos a 146 kg y bajamos su masa grasa a un 42%.

leo 3

El trabajo continuó, no queríamos detenernos hasta llegar a su meta que eran 80 kg.Él realmente tenía todas sus fuerzas puestas en ello.En el pesaje de los 6 meses sus resultados fueron fantásticos. Llego a los 133kg con una grasa corporal del 39%.

 

 

leo 4

 

¡Continuamos con el trabajo duro! Y tras 3 meses logramos llegar a los 100 kg. Fueron 3 meses muy difíciles ya que por razones personales me mude a Valencia y tuvimos que hacer el entrenamiento de manera online, pero gracias a la voluntad de Leo para llegar a su objetivo, ni la distancia pudo detenernos.

 

En el pesaje de los 9 meses, estos fueron sus resultados. 100 kg y 23% de grasa corporal. Leo 5Luego de 9 largos meses Leo logro lo que nunca imaginaba, perdió 68kg, normalizó su tensión y llevo su grasa corporal a niveles totalmente normales. Pero él no quería detenerse en ese punto, quería seguir y llegar su objetivo previamente fijado, los ansiados 80 kg.

En el mes de agosto del año 2015, casi 1 año después de conocernos  ¡Leo llego a su objetivo! Sí, sí, el chico que conocí pesando 168kg hoy pesa 80kg y su grasa corporal es del 11%.¿Increíble no? Un año entero de esfuerzos lo llevaron a esto, un año entero cambiando sus viejos hábitos por otros nuevos y mejores, un año entero que seguramente mejorará el resto de su vida.

Leo 6

 

Sin dudas este es el antes y después más increíble que me tocó vivir, muchas gracias amigo por enseñarme que todo es posible si lo deseas con la fuerza suficiente y trabajas cada día por ello.

¡Sobran las palabras!

 

 

 

 

Artículo escrito por: Gastón Pucciano

– Entrenador Personal en MIFF (Movimiento Internacional de     Formacion en Fitness

– Gimnasia para adultos mayores en Instituto Fisio&deporte

– Tecnicatura en Gimnasia Terapéutica en Thera band Academy

 

 

Deja un comentario